Dramático impacto de fenómeno El Niño en 146 municipios de Honduras

El gobierno anuncia creación de una fuerza especial de tarea para elaborar un diagnóstico sobre la situación real que enfrentan los hondureños en el campo. Vienen acciones para reducir daños.

Tegucigalpa, Honduras

Las altas temperaturas, la sequedad de la tierra y la falta de agua golpean a 161,403 familias hondureñas en el campo.

La alimentación en estos hogares es cada vez más incierta debido a los efectos del fenómeno climático El Niño, que ataca con fuerza a Honduras.

Y es que la ausencia de lluvias comienza a provocar escasez en 146 municipios de 13 departamentos del territorio nacional. Ante esta situación el gobierno anunció la constitución de una fuerza especial de tarea que se encargue de elaborar un diagnóstico sobre la situación real en cada municipio.

Simultáneamente se pondrá en marcha un plan de contingencias que permita atender las necesidades de las familias afectadas por la escasez de alimentos.

Las medidas fueron anunciadas en cadena nacional de radio y televisión por el presidente Juan Orlando Hernández.
“Nuestro planeta no es ahora el mismo de hace 25 años, ahora el cambio climático causa efectos importantes en el régimen de lluvias”, dijo.

Advirtió que el país enfrenta dramáticamente los efectos de El Niño, el cual ha provocado que la época seca se extienda mucho más de lo esperado, afectando la producción de alimentos en alrededor de 13 departamentos.
Las regiones con mayor afectación son: Choluteca, Valle, La Paz, El Paraíso, Ocotepeque, Intibucá, Lempira, Copán, Francisco Morazán, Comayagua, Olancho, Yoro y Santa Bárbara.

“La situación que se prevé es que se observará un déficit de alimentos en alrededor de 146 municipios del territorio nacional”, advirtió Hernández.

Detalló que en los últimos dos meses el gobierno ha brindado atención a unas 72 mil familias, la mayoría en el denominado corredor seco. “Debido al aumento en el déficit de lluvias estamos ahora tomando nuevas medidas encaminadas a atender a las familias en mayor riesgo, para que reciban temprano la ayuda y el apoyo del gobierno”.

“En primer lugar hemos constituido una fuerza especial de tarea integrada por los ministros del gabinete, para que con el apoyo logístico de las instituciones a su cargo se desplacen inmediatamente a los 13 departamentos en riesgo para que en 72 horas elaboren un diagnóstico de la situación en cada municipio”.

Cada equipo deberá cuantificar el número de familias afectadas y las necesidades inmediatas para mitigar la situación de riesgo alimentario.

“He ordenado a los miembros del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) para que de inmediato trabajen en la adecuación del plan de contingencias existente, a las necesidades que demanda la presente situación originada por el cambio climático”, anunció Hernández.
Pidió a las autoridades civiles y militares, así como a los miembros de la sociedad civil, que se integren a colaborar en la labor que la fuerza de tarea estará realizando en los 13 departamentos hondureños.

Informe

EL HERALDO tuvo acceso al Plan de Acción de Seguridad Alimentaria por Sequía 2015, el cual detalla la situación que afronta el país producto de los efectos de El Niño.
Establece que de los 146 municipios afectados hay 81 que enfrentan un nivel de “afectación severa” impactando en 83,229 familias.

Los 65 municipios restantes enfrentan un nivel de “afectación moderada” en perjuicio de 78,174 familias.
El documento establece que se requiere de al menos 169.4 millones de lempiras para materializar el componente de asistencia alimentaria a las familias afectadas por la sequía.

Con esto se plantea la entrega de una ración de alivio consistente en 25 libras de alimento básico por tres meses. La ración básica de alimentos de 25 libras contiene: cinco libras de arroz, cinco libras de azúcar, cinco libras de frijol, cuatro libras de harina de maíz, una libra de café y dos libras de manteca, dos libras de espaguetis y una de pasta.

“Nuestro gobierno está tomando las medidas necesarias para anticipar la crisis alimentaria que podría sobrevenir a raíz del déficit de lluvias que estamos sufriendo”, dijo Hernández.

El Plan de Acción de Seguridad Alimentaria por Sequía 2015 también contiene medidas de mitigación que se deberá implementar para garantizar la seguridad alimentaria de las familias afectadas.

El plan contiene acciones de apoyo a la producción y asistencia para la siembra de granos básicos para el ciclo de postrera de 2015.

El requerimiento presupuestario para la ejecución del componente de producción es de 82.3 millones de lempiras, distribuidos de la manera siguiente: 15.9 millones para compra de semilla de granos básicos, 42.8 millones para la compra de fertilizantes, 20.2 millones para el establecimiento de huertos familiares y 3.3 millones para el transporte de los insumos.

CN discutirá medidas

Por su lado, el Congreso Nacional discutirá en las sesiones de la próxima semana las medidas que podrán adoptarse para enfrentar los efectos de la sequía en los distintos municipios de Honduras.

Lo anterior a raíz de que el diputado del partido Libertad y Refundación (Libre), Rasel Tomé, presentó una moción en ese sentido, pero que no se pudo discutir por falta de quórum.

La iniciativa de Tomé está orientada a que la comisión ordinaria de agricultura y ganadería en combinación con la comisión de la niñez, familia, juventud y el adulto mayor elaboren y rindan un informe a la Cámara Legislativa para tomar las medidas urgentes para paliar los efectos de la sequía y la hambruna provocados por el fenómeno de El Niño.

El presidente en funciones, Antonio Rivera Callejas prometió que el martes será cursada al pleno legislativo para que sea sometida a consideración, discusión y votación.

Fuente: www.elheraldo.hn